Estudios Multidisciplinarios hacia el Turismo Sustentable en la Península de Yucatán

Detalles de Libro
Autores: Margarita de Abril Navarro Favela: Coordinadora.
Editorial: Universidad Intercultural Maya de Quintana Roo (607-96689)
Año de edición: 2016
ISBN: 978-607-96689-8-3
Número de edición: 1
Números de páginas: 264
Encuadernación: Sencillo
Idioma: Español

En las últimas décadas, el turismo se convirtió en la tercera actividad económica más importante de México, sólo después del petróleo y del envío de las remesas, al generar cerca del 9% del PIB, más de 2,5 millones de empleos directos y cinco millones indirectos. Para el 2013 la derrama de divisas generada por la rama turística alcanzó una cifra record de casi los 13,900 MDD (Banxico, 2014).

Sin embargo, el turismo es complejo, tanto por su carácter social, como por el natural y debe abordarse desde múltiples enfoques: políticos, económicos, sociales, culturales y ambientales. Cuando los recursos que forman el patrimonio natural y cultural de México son la base de la actividad turística, constituyen un eje dinamizador que los transforma en recursos turísticos. Esto les da un valor de uso que puede favorecer su preservación, siempre y cuando se tomen las medidas preventivas.

México se ubica entre los cinco primeros países biodiversos (CONABIO, 2010), con riqueza natural, social y cultural que alberga 62 grupos etnolingüísticos (Navarrete, 2008:9). En la Península de Yucatán, actual región de estudio, predominan los ecosistemas de selva
húmeda y selva seca, derivados de la selva original en diversos grados de sucesión y áreas agrícolas. Cuenta con manglares, humedales y variedad de cuerpos de agua dulce como lagunas y cenotes. En cuanto a la línea costera, Quintana Roo cuenta con 1, 176 km de
litorales; Yucatán con 340 km y Campeche con 425 km (INEGI, 2013).
La Península de Yucatán además posee una herencia cultural que combina sus raíces prehispánicas mayas con el legado europeo de monumentos históricos, la cual se puede apreciar en el territorio por medio de la cultura y la lengua maya viva. Además de ésto,
en las prácticas tradicionales, así como en las manifestaciones cotidianas y actividades productivas. Ejemplo de ello son la agricultura, la apicultura, el aprovechamiento forestal y/o la ganadería.
No obstante, los beneficios provenientes del turismo aún no son visibles en todas las comunidades rurales, ya que existen poblaciones cuyos habitantes no encuentran en ellas alternativas de salario remunerado y optan por emigrar a zonas urbanas. Estas zonas, que reciben turismo masivo, están ubicadas en el norte del estado de Quintana Roo y, ante la
falta de capacitación, ofrecen empleos con bajos salarios.
Como una alternativa para brindar oportunidades productivas en las localidades rurales con atractivos, desde finales de los años ochenta se han propuesto iniciativas eco-turísticas en la Zona Maya de Quintana Roo y Yucatán. Unas pocas se consideran exitosas, como el cenote Yokdzonot; otras quedaron en el abandono o sin llegar a consolidarse en un producto turístico competitivo (Cenote de Sacalaca, ‘Circuito de ecoturismo, cultura y naturaleza’).

Contacto

Acerca de

Esta página está dedicada para la difusión de los trabajos del docente, investigador y músico, Arturo E. Bayona Miramontes