Compartir

Con la participación de 24 proyectos seleccionados por su calidad e innovación, hoy inició en las instalaciones del Instituto Tecnológico de Mérida, Yucatán, el Programa Nodos Binacionales de Innovación del Sureste, iniciativa financiada por Conacyt, donde participan miembros de centros de investigación, académicos, empresarios y emprendedores, para conformar empresas basadas en la ciencia, tecnología e innovación, siguiendo la filosofía y conceptos de I-Corps, que pasa de desarrollar productos a desarrollar clientes.
Los trabajos son dirigidos por Catalina Garza y Rubén Serros, instructores especialistas, de amplio curriculum en este tipo de emprendimiento, donde el enfoque es el establecimiento de empresas tecnológicas, muy diferente a las empresas tradicionales.
Los equipos de cada proyecto están compuestos por un investigador principal, el emprendedor y un mentor de negocios, quienes tienen funciones específicas, enfocadas al modelo de negocios CANVAS y sus 9 componentes.
Los 24 equipos participantes presentaron una gran variedad de proyectos, todos ellos basados en tecnologías tradicionales y de nueva generación como nanofertilizantes, productos enzimáticos, paneles estructurales, membranas de colágeno, bioempaques, alimentos deshidratados, dispositivos microscópicos especializados, sistema braile electrónico, prototipo para medición de clorofila disuelta y muchos otros, basados exclusivamente en la ciencia y la tecnología.
Del Instituto Tecnológico de Felipe Carrillo Puerto fueron seleccionados 2 proyectos: “Bebida probiótica a base de frutos del género Annona como sustituto lácteo”, presentado por el Dr. Luis Ignacio Hernández Chávez, Flavio Ignacio Pat Jacinto y Rubén Darío Parra Canto, así como el “Uso de Tintes Vegetales para Teñido Artesanal”, proyecto desarrollado por la Ing. Carolina Montalvo, Ing. Caribe Sánchez, el Ing. Julián López Martínez y el Biol. Arturo Bayona, quienes expusieron la metodología que adaptaron de técnicas de teñido originales de los zapotecas de Oaxaca, a una metodología de la Zona Maya de Quintana Roo, basada en una cuidadosa selección de plantas tintóreas tropicales, cuyo proceso de extracción y tinción da como resultado productos de primera calidad e irrepetibles en diseño.
Serán tres días de sesiones intensivas de 12 horas cada una y posteriormente habrá seguimiento puntual de las actividades, entregables, nuevos módulos presenciales en diferentes fechas, para ir afinando el modelo de negocios de cada proyecto y ver las posibilidades de establecer una empresa exitosa basada en proyectos científicos e innovadores.


Compartir