Compartir

Con la presencia de autoridades del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT), el Centro de Investigaciones de Yucatán (CICY), del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), del Tecnológico Nacional de México (TECNM), CINVESTB, Unidad Mérida. Universidad de Yucatán (UADY), Universidad de Quintana Roo (UQROO), Anáhuac y otras instituciones, dio inicio la Cohorte 2018 del Nodo Binacional de Innovación del Sureste, en la ciudad de Mérida, Yucatán.
El objetivo es continuar con el proceso sobre el lienzo del modelo de negocios CANVAS para la implementación de una empresa tecnológica y el descubrimiento de clientes: ¿Qué experimentos es necesario llevar a cabo para probar nuestra hipótesis del modelo de negocio? ¿Qué significa salir del edificio? ¿Cuál es el tamaño de mercado? ¿Cómo determinar si vale la pena llevar a cabo mi modelo de negocios? Son algunos de los planteamientos que deberán resolver los 24 equipos participantes en una variada gama de proyectos de tecnología innovadora con posibilidades de comercializarse.
Con apoyo de expertos en Nobi, Candy Flores Gracia, Luis Quero Rodríguez y Patricia Rubiocada, entre otros, cada equipo irá mostrando los avances de su trabajo para ir introduciéndose cada vez más en el modelo, conocer a sus clientes potenciales y poder enfocar mejor su producto o servicio.
Por parte del Instituto Tecnológico de Carrillo Puerto participan dos proyectos tecnológicos: el primero basado en la extracción de tintes vegetales para su comercialización en pasta o polvo, con enfoque a la industria textil, alimentaria y médica, liderado por el Biol. Arturo Bayona y la Ing. Carolina Montalvo y otro sobre una bebida nutricional para personas intolerantes a la lactosa, a base de anona, dirigido por el Dr. Luis Ignacio Chávez.
Serán 4 días de sesiones continuas para que posteriormente cada equipo continúe con su trabajo hasta septiembre, cuando nuevamente se reunirán para evaluar resultados.


Compartir